Uruguay-Portugal, Mundial Rusia 2018. Luis Suárez vs. Pepe, o cuando el VAR se prepara para explotar

Suárez-Pepe, un duelo de alto voltaje en las áreas

El Estadio Olímpico de Sochi vivirá este sábado un duelo de alto voltaje entre el defensor portugués Pepe y el delantero uruguayo Luis Suárez , que tendrá como testigo de excepción a un VAR que amenaza con explotar.

Más allá de debates y problemas de implantación durante el presente Mundial, de lo que nadie duda es de que el videoarbitraje llegó para quedarse. No solo eso, sino que su uso se está confirmando como un atractivo más del torneo, algo que pocos pensaban. Porque pocas cosas superan en emoción esos instantes en los que el árbitro de turno anuncia su consulta a las cámaras de televisión para evaluar una acción que suele ser decisiva. Casi como una película de Hitchcock.
ADEMÁS

En qué televisor se ven mejor los goles de Argentina

Merci: así es el concept store que marca tendencia en París
La selección portuguesa vivió en carne propia los efectos justicieros del VAR en la última jornada de la etapa de grupos, cuando dos decisiones tecnológicas se sucedieron al mismo tiempo para darle el liderazgo a España y quitárselo a los lusos.

El nuevo destino portugués es Sochi y junto al mar quedarán instalados todos los equipos necesarios para “videoarbitrar” el partido. Y muchos auguran emociones fuertes por la presencia de actores singulares.
Uno de ellos es Pepe, uno de los defensores que más odios y amores generaron durante su paso por el Real Madrid , donde jugó diez temporadas. Junto a su excelente rendimiento, el central arrastró fama de jugador duro (principalmente durante la “era Mourinho “) y acuñó un término conocido como ” pepada”. A tal concepto se referían hinchas y periodistas cuando el central entraba en erupción y cometía una acción impropia de un futbolista, ya fuera una agresión o una simulación remitente a los tiempos del cine mudo.
El mundo pudo asistir durante el Mundial Rusia 2018 al regreso de las ” pepadas” durante el partido ante Marruecos, cuando el central africano Mehdi Benatia se le acercó, le dio dos palmadas en el hombro y el jugador portugués cayó al campo como fulminado por un rayo. Una acción directa al “Greatest Hits” de Pepe.
En ese mismo partido, el portugués pareció hacer también una de las suyas en un presunto diálogo con el delantero Nordin Amrabat. “Pepe me contó que en la primera parte el árbitro (Mark Geiger) le pidió la camiseta. ¿De qué estamos hablando? Esto es la Copa del Mundo, esto no es un circo”, dijo el marroquí. La FIFA y el árbitro, sin embargo, negaron tajantemente que haya sucedido algo así.

Fuera del campo, el central es uno de los futbolistas más amables y cordiales que se pueden encontrar. Y habitualmente más que razonable. “Cometemos errores y creo que los árbitros no tienen intención de perjudicar a nadie. Les debemos respetar, somos profesionales”, dijo durante este Mundial.
Resulta que en Sochi, y nada menos que en una eliminatoria de octavos de un Mundial, tendrá delante al delantero uruguayo Suárez, uno de los futbolistas más guerreros y que más problemas dan a los árbitros durante los partidos. A él pertenece uno de los sucesos más recordados de la historia de los Mundiales. Ocurrió hace cuatro años en Brasil, cuando mordió al italiano Giorgio Chiellini en una acción sin precedentes, que le costó la sanción de nueve partidos sin jugar con su selección y cuatro meses de suspensión. Con el VAR, habría sido expulsado del partido, cosa que entonces no ocurrió.

Tras aquello, se sometió a sesiones de terapia para aplacar sus arrebatos de ira y, aunque de momento no repitió nada tan grave, cada partido con el Barcelona se convierte en un tormento para los árbitros.

Sus seguidores lo idolatran por su competitividad y dominio del llamado “otro fútbol”, mientras que sus detractores se quejan de sus simulaciones y provocaciones. El tipo de jugador que no conoce términos medios.

Pero no solo el VAR deberá vigilar a Pepe y Suárez, sino que hay otros muchos candidatos que en estos momentos aparecen bajo sospecha. Por ejemplo, el dominio que ejercen en el área los codos de Diego Godín o, por supuesto, las simulaciones de Cristiano Ronaldo , un jugador que en España también acuñó un término curioso. Es el ” Penaldo”, el penal señalado a Ronaldo por mínimo contacto. El VAR se prepara para su verdadera prueba de fuego.

Fuente: La Nación

Recopilación por Martin Eraso

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s